Blog

Una estancia escolar en Irlanda: diferencias con España

Si estás pensando en vivir una estancia escolar en Irlanda, te gustará saber qué es lo que te espera allí de diferente en cuanto a lo que estás acostumbrado/a aquí en España. ¡Vamos a contártelo!

El sistema educativo

El sistema educativo irlandés es similar al español, pero claro, con algunas diferencias. Por ejemplo:

  • La educación en Irlanda es obligatoria desde los 6 hasta los 15 años, y se compone de tres fases: educación primaria, educación secundaria y educación superior.
  • La educación primaria consta de 8 niveles y, al igual que en nuestro país, dura hasta los 11 o 12 años. A partir de ese momento, los estudiantes comienzan la educación secundaria, que esto sí es diferente en cuanto a España, pues en Irlanda se estructura en tres etapas: ciclo junior, año de transición y ciclo senior.

1. Ciclo Junior

El ciclo junior comprende los tres primeros años de la educación secundaria y finaliza con un examen oficial, necesario para obtener el certificado junior.

2. Educación post obligatoria

A partir de entonces, comienza la educación post obligatoria y transcurre el cuarto año o año de transición, que tiene carácter opcional y está más enfocado a la orientación profesional que a la pura enseñanza académica.

3. Ciclo Senior

Y, posteriormente, vendrían el quinto y el sexto año correspondientes al ciclo senior, que equivaldrían a los dos años de bachillerato existentes en el sistema educativo español. Al terminar, los estudiantes deberán realizar un segundo examen oficial conocido como Leaving Certificate Examination para poder acceder a la educación superior.

¿Qué hay en cuanto a las asignaturas?

El plan de estudios irlandés para la educación secundaria es de carácter nacional. Los alumnos suelen cursar de 6 a 8 asignaturas, siendo obligatorias matemáticas e inglés y pudiendo elegir entre una amplia variedad de optativas tales como:

  • Lenguas modernas (Normalmente Francés, Alemán, Italiano, Español)
  • Física
  • Química
  • Biología
  • Historia
  • Geografía
  • Economía
  • Música
  • Informática
  • Contabilidad
  • Arte
  • Dibujo Técnico
  • Ingeniería
  • Etc.

En cuanto al año escolar…

Es muy parecido al español: se desarrolla a lo largo de 9 meses, de septiembre a junio, divididos en tres trimestres. Los alumnos tienen dos períodos de vacaciones, en Navidad y en Semana Santa, de unos quince días cada uno.

Por último, los cursos del sistema educativo irlandés se pueden convalidar de forma muy sencilla con los de España, facilitando la experiencia de cursar un año escolar Irlanda.

  • Irlanda tiene una larga y distinguida tradición educativa, que continúa hoy en día.
  • Estudios recientes han señalado que el tamaño de las clases en los colegios irlandeses es relativamente pequeño, con una media de 17 alumnos / profesor.
  • El gobierno irlandés ha invertido en la internacionalización del sistema de educación.
  • Irlanda se ha convertido en un destino cada vez más popular para los estudiantes extranjeros.
  • El nivel de las tasas para estudiantes extranjeros es relativamente bajo. La educación secundaria irlandesa, particularmente el sector privado, es sustancialmente más barato que en otros países de habla inglesa.
  • Irlanda está hoy en día reconocida como un lugar donde los estudiantes reciben una educación de calidad por un precio muy competitivo y en un ambiente seguro y agradable

En comparación a España

Irlanda está muy por encima de España en el informe PISA de educación mundial, y en todos los casos se sitúa por encima de la media. Veamos algunas diferencias más detalladamente:

  • Ciencias: Irlanda está en el puesto 19 y España en el 30.
  • Comprensión lectora: Irlanda está en el puesto 5 y España en el 25.
  • Matemáticas: Irlanda está en el puesto 17 y España en el puesto 32.
  • El sistema educativo irlandés también está por encima del inglés, del francés y de la mayoría de los países europeos.

¿Qué le aporta al estudiante?

Estudiar en el extranjero puede aportarle muchos beneficios a nivel persona, intelectual, emocional, etc. Todo lo que puede ganar es bueno para sí mismo.

  • El crecimiento personal. Asumirá responsabilidades, le ayudara a convivir con otra cultura y otras costumbres, aprenderá a ser más independiente, adquirirá capacidad de adaptación y le ayudará a convertirse en una persona más madura.
  • El inglés. Dominará el inglés al mismo tiempo que se divertirá aprendiendo. Será satisfactorio ver cómo poco a poco va entendiendo todo y también le van entendiendo.
  • Los nuevos amigos. La experiencia de convivir con otra familia, conocer a gente con costumbres diferentes, conocer incluso a gente de España con la que compartir esta experiencia y con la que sentirse identificado.

Son muchas las ventajas que puede conseguir el estudiante en  su estancia escolar en Irlanda, ¡y qué mejor manera que hacerlo con gente que tiene el mismo interés que tú!