Conoce las ventajas de ser bilingüe

¿Alguna vez has pensado en las ventajas de ser bilingüe y tener soltura con otro idioma? Hablar una segunda lengua tiene muchos beneficios cognitivos y sociales en una sociedad que, además, cada vez es más competitiva.

Si quieres descubrir cuáles son los beneficios que te aporta aprender otra lengua, quédate que te lo contamos.

conoce las ventajas de ser bilingüe para tu vida personal y profesional

Ventajas de ser bilingüe

1. Amplia tu mundo

Parece una consecuencia evidente. Pero ampliar nuestro horizonte es una de las mayores ventajas de ser bilingüe y la que posee un valor incalculable. Cuando hablamos de ampliar el mundo que te rodea hacemos referencia a un sinfín de vertientes: social, profesional, cultural, literaria, artística… 

Está claro que hablar otro idioma te proporciona un valor añadido. Ese valor te ayudará a desenvolverte en muchos de los ámbitos que hemos citado, tanto académicos como profesionales. ¡Una gran oportunidad para tu desarrollo personal y profesional!

2. Adiós a la inseguridad

Hablar en otro idioma ayuda a que tu inseguridad a la hora de viajar desaparezca. Si sabes expresarte y escuchar correctamente, el miedo a abrirte a otras culturas estará más que superado. ¡Ahora podrás enfrentarte a nuevos retos y conocer lugares y personas increíbles!

3. Potencia tu memoria y atención

Una de las ventajas de ser bilingüe está relacionada con la atención y la memoria. Hablar otro idioma favorece el control cognitivo del cerebro. Es decir, ayuda a nuestro cerebro a desarrollar y guardar la información de forma más eficiente. Esto significa que las personas bilingües son capaces de recordar y planificarse mejor.

Además, las personas bilingües están acostumbrados a separar los idiomas para poder centrarse en uno en un momento determinado. Este control atencional desarrolla una gran capacidad para diferenciar la información importante de la que no lo es. Su primera consecuencia es que nuestro cerebro esté preparado para altos ejercicios y pueda concentrarse mejor ante un objetivo gracias a la flexibilidad mental.

4. Resolución de problemas

Ser bilingüe no solo mejora los niveles de control cognitivo de tu cerebro, sino también sus funciones ejecutivas. Es decir, los procesos que dirigen tus emociones y tu conducta. Por ello, las personas que hablan varios idiomas pueden establecer objetivos y llegar hasta ellos mucho más rápido.

¿Por qué? Podrás preguntarte. La respuesta es más sencilla de lo que crees. Las personas bilingües están acostumbradas a cambiar de ambiente  frecuentemente. Es decir, a cambiar de idioma según el lugar o el momento en el que se encuentren. Estas circunstancias favorecen la organización y la administración de tareas en el cerebro. ¿La primera consecuencia? ¡Saber resolver problemas con mayor facilidad que las personas monolingües!

5. Un cerebro más sano

A largo plazo también existen ventajas. Varios estudios demuestran que las personas bilingües pueden retrasar el deterioro de su cerebro, evitando o aplazando los efectos del Alzheimer o la demencia, por ejemplo. Un cerebro acostumbrado a ejercitarse es un cerebro más sano.

Por eso, las personas que hablan varios idiomas están entrenando diariamente su cerebro sin saberlo. ¡Cuando hablan, leen o escuchan retrasan su envejecimiento mental!

Como ves, las ventajas de ser bilingüe pueden ser infinitas. Te recomendamos que comiences cuanto antes a aprender un idioma y a desarrollar tu capacidad expresiva y auditiva. North England puede ser tu primera opción, en este post te contamos porqué.