Año Escolar Irlanda : Sistema educativo irlandés.

Aclamado en el mundo por su calidad y eficacia, el sistema educativo irlandés es similar al español, aunque con algunas diferencias. A continuación se explicará toda la información necesaria sobre el sistema educativo de este país para cursar un año escolar Irlanda.

La educación en Irlanda es obligatoria desde los 6 hasta los 15 años, y se compone de tres fases: educación primaria, educación secundaria y educación superior. La educación primaria consta de 8 niveles y, al igual que en nuestro país, dura hasta los 11 o 12 años. A partir de ese momento, los estudiantes comienzan la educación secundaria, que se estructura en tres etapas: ciclo junior, año de transición y ciclo senior.

El ciclo junior comprende los tres primeros años de la educación secundaria y finaliza con un examen oficial, necesario para obtener el certificado junior. A partir de entonces, comienza la educación post obligatoria y transcurre el cuarto año o año de transición, que tiene carácter opcional y está más enfocado a la orientación profesional que a la pura enseñanza académica. Y, posteriormente, vendrían el quinto y el sexto año correspondientes al ciclo senior, que equivaldrían a los dos años de bachillerato existentes en el sistema educativo español. Al terminar, los estudiantes deberán realizar un segundo examen oficial conocido como Leaving Certificate Examination para poder acceder a la educación superior.

El plan de estudios irlandés para la educación secundaria es de carácter nacional. Los alumnos suelen cursar de 6 a 8 asignaturas, siendo obligatorias matemáticas e inglés y pudiendo elegir entre una amplia variedad de optativas tales como física, química, biología, geografía, historia, música, arte, economía e ingeniería, entre otras.

El año escolar Irlanda es muy parecido al español: se desarrolla a lo largo de 9 meses, de septiembre a junio, divididos en tres trimestres. Los alumnos tienen dos períodos de vacaciones, en Navidad y en Semana Santa, de unos quince días cada uno.

El Estado irlandés ha realizado esfuerzos en los últimos años por mejorar los resultados y la internacionalización de su sistema educativo. La proporción de alumnos por profesor para la educación secundaria es de 14 y el 98% de los estudiantes logran graduarse de esta etapa educativa, según datos de la OCDE en 2015.

Por último, los cursos del sistema educativo irlandés se pueden convalidar de forma muy sencilla con los de España, facilitando la experiencia de cursar un año escolar Irlanda.