Blog

Una visita inolvidable a York

York es una ciudad del norte de Yorkshire. Nació como fortaleza y es la capital del condado. Su pasado está lleno de hitos históricos y brilla mucho porque fue fundada por los romanos en el 71 d.C y se estableció como una de las dos capitales de la Britania, hecho que la convirtió en un punto de históricos visitantes como Constantino el Grande. Incluso muchos años después, estuvo a punto de convertirse en capital de Inglaterra, pero los planetas no pudieron alinearse y Ricardo II fue depuesto antes de cumplirlo.

Hay muchas razones para elegir York como destino para aprender inglés, pero sin duda, el centro desde el que se imparten las clases es una de las mejores. Se trata de la Universidad de York que, además, ha sido condecorada con algunos premios por la alta calidad de su cocina.

York-university

 

Uno de los platos más conocidos de York, que con suerte servirán en la cocina de la universidad, es el Yorkshire pudding. Yummy!

basic-yorkshire-pudding-05[1]

Museo Nacional del Ferrocarril. Este museo ha sido calificado por los usuarios de Trip Advisor como la atracción nº1 de York, así que por eso y por mucho más merece la pena visita.  En él hay uan colección de trenes espectaculares, vagones en los que viajaba la Reina, locomotoras famosas y todos perfectamente conservados.

The wheel of York. Esta noria inspirada en la mismísima London Eye de Londres, tiene 54 metros de alto. A diferencia de esa, los visitantes pueden dar varias vueltas y en cada cabina caben ¡42 personas! Como dato curioso, en San Valentín de 2007 hicieron una sesión de Speed Dating dentro de una de ellas.

 

York’s Chocolate Story. ¿Te gusta el chocolate? Entonces debes hacer una visita a este lugar, donde el manjar tiene protagonismo absoluto. York es considerada como la sede oficial del chocolate en Inglaterra, así que no puedes irte de allí sin probar su especialidad. En esta atracción, la York’s Chocolate Story, te contarán la historia de las familias chocolateras más importantes de la ciudad y por supuesto, cómo se hace el chocolate.

Hablando de chocolate y de familias chocolateras, ir a York y no probar el Terry’s Orange debería estar prohibido. Terry’s es una de las mejores casas del país y esta delicia es de las más conocidas y típicas de la ciudad. ¿No tiene una pinta espectacular?

Terry's-Dark-Chocolate-Orange-737720[1]

 

 Jardínes del museo de York. Se trata de un enorme museo en el centro de York donde hay vestigios del pasado de la ciudad, ¡vestigios impresionantes! En la foto aparecen las ruinas de la abadía de Santa María, pero hay restos de murallas romanas y en total supone 4 hectáreas de jardín.

800px-St_Marys_Abbey_York_6[1]

York Castle Museum. Este museo fue construido por William el Conquistador en 1068. Su función es mostrar cual era el estilo de vida del pasado en York, con muchísimos objetos y habitaciones recreadas, e incluso calles y tiendas de la época. Lo mejor: la recreación de la calle victoriana, Kirkgate.

La catedral de York. Es un vestigio gótico que no puedes perderte. Para que te hagas una idea: es la segunda catedral gótica más grande de Europa, sede de la diócesis de York y sede de su arzobispado.